Marta Fernández

Las charlas con profesionales del sector, las clases que iban desde la más creativa hasta la puramente técnica, los proyectos en colaboración con grandes empresas y el ambiente internacional de la clase me formaron tanto de manera personal como profesional.

Uno de los proyectos de empresa desarrollado en el master me abrió las puertas para empezar a trabajar en una empresa de juguetes, que me ofreció mi primer trabajo como diseñadora y donde me especialicé en diseño de juguetes para niñas. Este trabajo me llevó en 2011 a conseguir lo que hasta entonces era para mi un sueño, trabajar como diseñadora de producto en la sede LEGO en Dinamarca.